El derbi sobre el río comenzó con un remo roto

(Actualizado 08/11/2016)

La Regata Sevilla-Betis celebra el próximo sábado su 50ª edición. Asentada su celebración en el mes de noviembre desde hace algunos años, los mejeros remeros de la ciudad, muchos de ellos internacionales, vuelven a verse las caras sobre el Guadalquivir. El palmarés sigue decantado del lado rojiblanco (30-19), aunque las últimas victorias béticas (siete en los últimos ocho años) lo ha apretado algo.

primera-sevilla_betis-de-remo_pub

Llegada de la primera edición de la Regata Sevilla-Betis, a la altura de la Torre del Oro.

La competición surge de una idea de Miguel López Torrontegui, ex futbolista del Sevilla FC, con la intención de trasladar la emoción y la pasión del derbi futbolístico sevillano al río Guadaquivir. Con el apoyo de la firma Molfort’s, personalizado en su representante Miguel Muñoz Doyega, los clubes acogieron con entusiasmo la iniciativa, tanto que adquirieron sendas embarcaciones, porque por aquella época no existían ese tipo de barcos en Sevilla.

La historia de la prueba se resume en 49 ediciones y 55 años desde aquel lejano 16 de octubre de 1960, que se celebró por primera vez y que supuso la primera victoria de la embarcación sevillista. Pero esta edición inaugural de la tradicional regata, enmarcada en la celebración de la III Semana Deportiva de la capital hispalense de aquel año, quedó para el recuerdo por un accidente, que marcó para siempre el primer derbi sobre el Guadalquivir.

cartel_completo

Cartel de la primera edición de la regata, diseñado por Josep Maria Rovira-Brull / Imagen: Enrique Añino (manquepierda.com)

Nada más darse la salida, en la primera palada, el barco bético rompió uno de sus remos, lo que obligó –según el Reglamento si se producía en los primeros 15 segundos de competición- a demorar la salida y dar tiempo a reponer el remo roto. Pero no quedó ahí el cúmulo de fatalidades en el debut verdiblanco en la incipiente regata. Para colmo, el recambio se trataba de un remo defectuoso que se encontraba apartado y con el que no se podía remar. Luis Losa, el protagonista de aquella rotura, se tiró al río para, ya que no podía colaborar en la boga, al menos aligerar el peso del ocho bético.

Los remeros béticos no se dieron nunca por vencidos

Aunque lastrados por este importante hándicap, los remeros béticos hicieron que los del Sevilla F.C. tuvieran que esforzarse al máximo para conseguir la primera victoria de su palmarés. El ‘ocho’ blanco –que compitió con su tripulación completa- cruzó la línea de meta con dos barcos de ventaja. Cabe destacar que, a pesar de participar con un remero menos, en varios momentos de la regata el barco bético fue por delante de su rival.

Esta primera regata Sevilla-Betis, organizada por el Club Náutico de la capital hispalense, se disputó a una distancia de 5.500 metros, con la salida situada a la altura de Astilleros y la llegada en la Torre del Oro. En la actualidad, el recorrido de la prueba es 500 metros más largo que el primitivo y los barcos parten desde la dársena de San Jerónimo (a 300 metros del Puente del Alamillo) hasta el Muelle de las Delicias (a la altura del Acuario y enfrente del Club Náutico). Por comparación, la tradicional Regata Oxford-Cambridge se disputa con una longitud de 6.779 metros.

Más de 50.000 personas llenaron las márgenes del río

regata2

El Puente de Triana, repleto de espectadores para presenciar la primera edición de la regata.

Las crónicas de la época hablan de una gran afluencia de público en los márgenes del río para presenciar el paso de la regata e incluso algún medio de comunicación (El Mundo Deportivo) cifra en más de 50.000 personas las que presenciaron la primera edición de una prueba, que con el paso de los años se ha convertido en tradicional en el calendario deportivo sevillano. Actualmente se celebra a mediados de noviembre, aunque durante muchos años se disputaba el primer fin de semana de enero. Las primeras ediciones de la prueba tuvieron lugar a mediados del mes de octubre.

El barco ganador de la primera edición obtenía una réplica del Trofeo Molfort’s, valorado en 45.000 pesetas –de la época- y que quedaba en propiedad del equipo que lo ganase en tres años consecutivos o cinco alternos. Este premio sólo se otorgó en sus tres primeras ediciones, hasta el parón producido hasta la década de los 70. El actual ‘cocodrilo’, obra del escultor sevillano Jaime Gil Arévalo, se instituyó a mediados de los años 80.

La tripulación que consiguió la primera victoria para el club de Nervión en la Regata Sevilla-Betis estuvo formada por De la Torre, Lara, Alpañés, Moreno, Hidalgo, Ocaña, Muñoz I, Delgado y Muñoz II, como timonel. Por su parte, la embarcación verdiblanca estaba compuesta por Enrique Castelló, José Antonio Sahuquillo, José Luis Pachón, Rafael Lancha, Pepe Montllor, Eduardo Gutiérrez, Luis Losa, Javi López y, al timón, Miguel Cantero.

Carlos J. Martín
Fuentes:
Hemeroteca ABC
Hemeroteca El Mundo Deportivo
manquepierda.com

1 comment for “El derbi sobre el río comenzó con un remo roto

  1. LUIS LOSA
    17 agosto, 2011 at 2:06 am

    ME PODRIAIS FACILITAR TODO LO RELACIONADO CON LA PRIMERA REGATA BETIS SEVILLA, TUVE QUE IRME DE SEVILLA POR MOTIVOS FAMILIARES.
    YO SOY EL QUE ROMPIÓ EL REMO
    GRACIAS
    SALUDOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *