El sacerdote claretiano Gabriel Miguélez, insignia de oro de la Real Federación Española de Patinaje

Fue el introductor del hockey patines en el Colegio Claret hasta llevarlo a la máxima categoría nacional

Por Javier Blázquez

La Real Federación Española de Patinaje ha concedido la insignia de oro de la RFEP al ‘Padre Miguélez’, auténtico impulsor del hockey sobre patines en Sevilla. Con el sacerdote claretiano Gabriel Miguélez Combarro, tras introducir este deporte en el colegio heliopolitano, el Patín Claret alcanzaría la máxima categoría en España con el padre Julio Izquierdo como director del colegio.

De su formación inicial y con entrenadores como Paco Domínguez Cordón, Pedro Sánchez Melero o Ramón Orellana en distintas hornadas, saldrían grandes jugadores llegando algunos de ellos a jugar como profesionales. Los más veteranos recuerdan aquél equipo mítico de los años 70 formado por Francis Jiménez, Enrique Corrales, Curro Gómez, Tito Rivas, Gonzalo Fernández de Castro ‘el masa’, Javier Bores, Juan Sabaté, José Manuel Román, Andrés Pomares, Pablo Gastalver, Toñi Camacho y Paco Martín Portero, que militó varios años en División de Honor. Fugazmente jugó en las filas claretianas el guardameta catalán internacional José Llonch.

En el Patín Claret formaron tantos otros, anteriores como los hermanos Figueroa y posteriores como las sagas de algunos hermanos menores de estos jugadores y otros míticos como Luis Garvey y apellidos como Herrador, López, Trevilla, Gómez, Juliá, los hermanos Cuesta, Benito, Juan Diego, Docampo, el malogrado guardameta ‘Rufo’, Manosalbas, Yarza, Elías, Boado, Gayán, Parejo, los primos Soto Osborne y Soto Aritio, Gallego, Sauco, Yñiguez, Goñi, López Ojeda, Cubero, De Oya, Lizaur, los hermanos Candáu, Blázquez… y colaboradores imprescindibles como Antonio Román, Antonio Montes, Alberto Rivas, ‘Tano’ Narváez, Juan Manuel Gómez Fernández ‘Gomito’, José Manuel Parejo Prados, Carlos Morales ‘Nenón’, Alberto Blanch, Manolo Camacho, Vicente Nieto, Víctor Fuente, el padre Sebastián Plaza y Alfonso, quien con cariño atendió a varias generaciones de jugadores, público y alumnos en el pequeño bar del polideportivo de la calle Monzón.

Desde 1960, el cura Miguélez formó parte de la comunidad educativa del Colegio Claret de Sevilla, donde desarrolló su labor durante años hasta 1982. Fue en el deporte, del que fue responsable en dicho colegio con profesores como Jesús Sáez, don Galiano, don Cordón o Santiago Romero, donde con el hockey sobre ruedas alcanzó notables éxitos, tras los comienzos, en 1956 con patines como los APA o Sancheski de correas en el patio del colegio blanco, a la pista polideportiva y posterior pabellón cubierto y la llegada de patines de bota Skater y los sticks Lezco.

Con Miguélez consiguieron el Campeonato de España infantil, campeonatos de primera y segunda división o el ascenso a División de Honor, categoría en la que militó con intermitencias seis temporadas. Costeados los gastos a base de rifas y con la disputa de partidos épicos contra equipos catalanes como el Voltregá, Noia, Igualada, Reus o Barcelona, el Cibeles de Oviedo o el Liceo de La Coruña y más tarde el Alcobendas de Madrid y equipos alicantinos.

Por éxitos como estos fue nombrado ‘Sevillano del Año’. Se le hará entrega del galardón por las dos décadas en que desarrolló su labor en el Colegio del Claret en la IX Gala del Deporte de la RFEP que se celebrará en Madrid, en el pabellón Goyeneche, el próximo viernes 2 de febrero. Desde su marcha de Sevilla el Padre Gabriel Miguélez actualmente reside en la Comunidad claretiana de Don Benito (Extremadura) y no hace mucho se rotuló un Paseo con su nombre en el Parque Bermejales.

1 comment for “El sacerdote claretiano Gabriel Miguélez, insignia de oro de la Real Federación Española de Patinaje

  1. Nieves Castello Rosado
    26 enero, 2024 at 10:24 am

    Mi Enhorabuena x esta recompensa, a su labor con nuestros hijos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *