Tomares, tercer pueblo de la provincia en acoger un final de etapa de la Vuelta a España

El pelotón, al paso por la Real Maestranza durante la 7ª etapa de la Vuelta de 2013, antes de llegar a la meta situada en Mairena del Aljarafe / Foto: As

Tomares se convertirá mañana viernes en el tercer municipio de la provincia sevillana que acoge el final de una etapa de la Vuelta ciclista a España, después de que Mairena del Aljarafe acogiese la llegada de la séptima etapa en 2013 y Alcalá de Guadaíra hiciera lo propio dos años más tarde en el quinto episodio.

La Vuelta ciclista a España ha llegado en 14 ocasiones a la capital hispalense, la última de ellas el año 2010, que fue punto de partida de la ronda española con una contrarreloj por equipos por el casco histórico de la ciudad. Sin embargo, en los últimos años los aficionados sevillanos al ciclismo han podido disfrutar de lo mejor del pelotón internacional en localidades cercanas a la capital.

Pero, aunque Tomares será el tercer municipio sevillano en servir de meta a una etapa de la Vuelta a España, no hay que olvidar que otras cuatro localidades han protagonizado sendas salidas de etapa: Écija (1981 – 7ª etapa), Alcalá del Río (1988 – 3ª etapa), Alcalá de Guadaíra (2010 – 2ª etapa)  y Mairena del Alcor (2014 – 4ª etapa). En esta edición, tras la llegada a Tomares, la salida de la 14ª etapa se efectuará desde Écija, con lo que será el primer municipio sevillano que repita como lugar de salida de etapa.

El checo Stybar se impone por delante de Gilbert en la meta de Mairena del Aljarafe / As

La primera vez que una etapa de la Vuelta acabó en un municipio de la provincia de Sevilla fue hace sólo cuatro años, en Mairena del Aljarafe. Se impuso el checo Zdenek Stybar (Omega), por delante del belga Philippe Gilbert (BMC), un dúo que había saltado del pelotón a nueve kilómetros de meta, mientras que el italiano Vincenzo Nibali mantenía por cuarta jornada consecutiva el maillot de líder. Pero la etapa estuvo salpicada por la polémica. Al finalizar, los corredores se quejaron amargamente de la peligrosidad de los últimos 23 kilómetros plagados de rotondas, isletas y calles estrechas al llegar a Mairena. Hubo incluso amenaza de plante, que quedó finalmente en eso, en una amenaza y no llegó a mayores.

El australiano Caleb Ewan se impone en la rampa final de Alcalá de Guadaíra / Foto:: J. A. Miguélez (Unipublic)

La quinta etapa de la Vuelta a España 2015 llegó a Alcalá de Guadaíra tras recorrer 167,3 kilómetros desde Rota. La meta estaba situada al final de una cuesta de 700 metros que encumbró al joven australiano Caleb Ewan (Orica), vistió de líder a Tom Dumoulin y ‘regaló’ seis segundos a Chris Froome respecto al resto de favoritos, que no llegaron bien situados a la ‘sorpresa’ que había preparado la organización en Alcalá en el último kilómetro de la etapa.

Carlos J. Martín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *