Origen, desarrollo y personalidad del voleibol en Sevilla (II)

Club Colegio Calasancio Hispalense de Sevilla 1972-1973

Club Colegio Calasancio Hispalense de Sevilla 1972-1973
De pie: (De izq a dcha). Javi Borges; Jean Marie Aguirrebena; José Luis Martín de Pablos; Toni Ortiz “Toni”; Fernando Borges “Nandi”; Pepe Rico; Pepe Díaz (entrenador) y Juan García de la Concha.
Agachados: (De izq a dcha). Manuel Roldan (delegado); Lolo Garrido; Pepe Quintana y Santiago Torres “Kako”.
(Foto cedida por Pepe Díaz)

En la década de los 70, en Sevilla el voleibol sufre un auge y desarrollo cualitativo importante al brillar, disfrutar y vivir temporadas históricas, pues en la 1972-1973 asciende en Murcia a la primera división nacional masculina (máxima categoría nacional masculina- actual Superliga) el Club Calasancio Hispalense, dirigido por Pepe Díaz.

Ascenso que permite a la Sevilla voleibolística, ver –antes al aire libre– obligatoriamente voleibol en Pabellón. En este caso, el Pabellón de Chapina, que cada 15 días disfruta del nivel competitivo de equipos como el Real Madrid C.F., Atlético de Madrid, F.C. Barcelona, Hispano Francés de Barcelona, Grupo Covadonga de Gijón, Montemar de Alicante, El Pilar de Vigo, Antorcha de Lérida y Ciencias de Madrid frente a un Calasancio Sevilla C.F. presidido por Juan Hernández Sánchez y el trabajo permanente del Padre César Sobrino. Todo ello, durante tres temporadas, pues el patrocinio no llega y el Colegio-Club Calasancio Hispalense no puede con los gastos que conlleva estar dignamente en esta máxima categoría.

Club NAV Vistazul de Dos Hermanas 1975-1976

Club NAV Vistazul de Dos Hermanas 1975-1976
De izq a dcha: Fernando Amores; José Macias; Jesús Tortajada; Javi Borges; José Antonio Saez “Nono”; Pepe Díaz (entrenador); Fran Punta; Ramón Rosa “Puli”; Enrique García; José María Jimenez; Fernando Guerra; Rafa Serrallé y Rodrigo Babio “Ro”.
(Foto cedida por Pepe Díaz)

En la década de los años 70 también brillan con luz propia el NAV Vistazul de Dos Hermanas que tiene su lugar de entrenamiento en el Pabellón Don Bosco Gimnasio Atlas y Pabellón de Chapina, para hacer la competición en el Pabellón de Chapina y en el Pabellón del Colegio Salesianos de la Trinidad. Club presidido por Antonio Ramos Alanís, dirigido por Pepe Díaz y aún no consiguiendo el ascenso a la Primera división nacional masculina (máxima categoría nacional masculina- actual Superliga), juega las semifinales de la Copa S.E. El Generalísimo contra el Club Atlético de Madrid. Como anécdota de esta semifinal hemos de decir que el partido de ida se jugó en el Polideportivo Municipal de Dos Hermanas –aire libre– “Ramón y Cajal”.

Club Colegio Pio XI de Sevilla 1978-1979

Club Colegio Pio XI de Sevilla 1978-1979
De pie: (De izq a dcha). Javi Borges; Javi Diez; Juan Baena “Ñito”; Max Garnier; Enrique García y Pepe Diaz (entrenador).
Agachados: (De izq a dcha). Toni Ortiz “Toni”; Fran Punta; Rafa Serrallé y Kiko Terrero.
(Foto cedida por Pepe Díaz)

Años 70 que, junto a los anteriores clubes, nace y deslumbra en la España voleibolística el nervionense Club Colegio Pio XI de Sevilla, presidido por Juan Muñoz Muñoz y dirigido por Pepe Díaz, que en la temporada 1976-1977 asciende en Santander a la Primera División Nacional masculina (máxima categoría nacional masculina- actual Superliga). De nuevo, alto nivel competitivo en Sevilla que los sevillanos puede ver en el Pabellón de Chapina la temporada 1977-1978 y, posteriormente, en el propio Colegio Pio XI de la calle Marqués de Nervión. Club-equipo de primera división que a partir de la temporada 1979-80, dirigido por Fernando Borges lo hace, también, en las instalaciones del colegio, hasta que este por falta de presupuesto –factor este muy común en la Sevilla deportiva amateur– tiene que abandonar la máxima categoría deportiva del voleibol español.

Club Academia Preuniversitaria de Sevilla 1978-1979

Club Academia Preuniversitaria de Sevilla 1978-1979
De pie: (De izq a dcha). Reyes Rodríguez; Ana Valverde; María del Carmen Lozano; Camel Desiré; Mariví Martín y Santiago Romero (entrenador).
Agachados: (De izq a dcha). María José Bernal; María del Carmen Olmedo; Concha Polo; Ana Mendoza e Isabel Martínez.
(Foto cedida por Santiago Romero)

Por otra parte, el voleibol femenino sevillano nace con muchísima fuerza a nivel competitivo en Dos Hermanas, y de la fusión de dos colegios: Colegio Nuestra Señora de la Compasión y Sagrada Familia – clubes Fugaces y Estrella Beta – en la temporada 1974-1975 ascienden a la 2ª División Nacional femenina (actual Superliga 2 femenina) el Club Medina de Dos Hermanas conducido por Agustín García Gandullo. Pero, esta década en cuanto al voleibol femenino la cierra brillantemente el Club Academia Preuniversitaria de Sevilla “La Preu”, copresidido por Salvador González Pérez y Milagros Ruiz de Astorga y dirigido por Santiago Romero Granados, que la temporada 1978-1979 asciende a la División de Honor del voleibol español en Barcelona. Disputó sus encuentros en el Pabellón de Chapina, aunque excepcionalmente jugó la Copa de Europa de la temporada 1981-1982 en el Pabellón de Arquitectura tras proclamarse campeón de Liga la temporada 1980-1981. Pero como siempre, la temporada 1982-1983 este club desaparece por motivos presupuestarios.

También, en esta década, empiezan a asistir, primero, a “Operaciones Altura” jugadores como Cándido Martín, José Luis Martín de Pablos y Paco del Olmo y, posteriormente, a concentraciones nacionales de talentos jugadores y jugadoras de Sevilla como Rafael Domínguez Asencio, Pepe García, Montero, Puente, Sigles, Blanco, José Luis Ramos, Luis García, Joaquín García, Fernando Fernández Fuentes, Antonio Lobato, Charo Alcoba, Soledad García, Tatiana, María del Carmen Olmedo, Virtudes Romero, Menchu, entre otros.…La incorporación a equipos nacionales como Javi Borges, Kiko Terrero, Manolo Medina Echevarría y las jugadoras María del Carmen Olmedo, Virtudes Romero y Charo Alcoba.

Talentos deportivos que el voleibol sevillano siempre ha aportado en diferentes categorías a las concentraciones territoriales, a las selecciones andaluzas, a las concentraciones nacionales permanentes de la Real Federación Española de Voleibol de Palencia (masculino) y Soria (femenino) y a las distintas selecciones nacionales de menores. Por otra parte, también, se incorpora a las concentraciones nacionales de talentos como entrenador Pepe Díaz y, más tarde, a los equipos nacionales masculinos júnior y sénior.

Club Voleibol San José de Sevilla 1980-1981

Club Voleibol San José de Sevilla 1980-1981
De pie: (De izq a dcha). Manolo Campos; Javier Villachica; Diego Moya; Manuel Medina Echevarria; Joaquín López y Eloy Fonseca (entrenador).
Agachados: (De izq a dcha). Heliodoro Moya; Antonio Torres; Enrique Bataller; Jesús Palacios; Pepe García y Juan Baena “Ñito”.
(Foto cedida por José Luis Jimenez Sequeiros)

A esta década de los 70, donde el voleibol sevillano se muestra a España con grandes resultados de clubes y jugadores, le sigue una década de los 80 no menos brillante en resultados de clubes, pues la temporada 1980-1981 en Santander un nuevo club sevillano presidido por el Padre Faustino Rodríguez Rodríguez –de cantera importante de jugadores-  se incorpora a la máxima categoría del voleibol nacional bajo la dirección técnica de Eloy Fonseca Martín. Este es el Club Voleibol San José SS.CC. de Sevilla que con distintos patrocinadores permanece en esta categoría hasta la temporada 1985-1986, finalizando en esta tras cinco temporadas, por falta de patrocinador, su presencia en la máxima categoría del voleibol nacional.

Club Esquimo Alisa Aceitunas de Dos Hermanas 1985-1986

Club Esquimo Alisa Aceitunas de Dos Hermanas 1985-1986
De pie: (De izq a dcha). Fernando Borges “Nandi” (2º entrenador); Aurelio Ramos; Javi Cabrerizo; Nestor Edelman “Koko”; Eduardo de la Rosa; Manolo Cotán; Kiko Terrero y Pepe Díaz (entrenador).
Agachados: (De izq a dcha). Candido Martín “Candi”; Javi Alanis; Javi Borges; Rafa Serrallé; Antonio Ramos (presidente); José Manuel Ramos Cardona “Canijo” y Antonio Torres.
(Foto cedida por Pepe Díaz)

La temporada 1984-1985  aparece en la escena competitiva de máximo nivel el CAV Esquimo Alisa Aceitunas de Dos Hermanas que hasta la temporada 1987-1988, presidido por Antonio Ramos Alanís y dirigido por Pepe Díaz, realiza unas clasificaciones espectaculares en la máxima categoría del voleibol nacional, primero en el Pabellón sevillano de Chapina y, posteriormente, en el Pabellón Municipal de Los Montecillos de Dos Hermanas. De ellas, hemos de significar la de 1985-1986  debido a su participación en la Copa Confederación Europea y finalista de la Copa S.M. El Rey.

Club Noshaga Calasancio Hispalense de Sevilla 1988-1989.

Club Noshaga Calasancio Hispalense de Sevilla 1988-1989.
De pie: (De izq a dcha). José Antonio Lorente (2º entrenador); José Manuel Peral; Javi Cabrerizo; Javi Borges y Fernando Borges “Nandi” (entrenador).
Agachados: (De izq a dcha). Enrique Peral; Paco Martín; Jose Manuel Ramos Cardona “Canijo”; Candido Martín “Candi” y Kiko Terrero.
(Foto cedida por José Antonio Lorente)

Las temporadas 1988-89, 1989-90 y 1990-91, son tristes para el voleibol masculino de Sevilla, pues a pesar del trabajo realizado por una mezcla de jugadores veteranos experimentados y jóvenes valores –entrenando y jugando en el Pabellón de Rochelambert- el equipo Noshaga Calasancio Hispalense obtiene en las temporadas mencionadas, dirigido por Fernando Borges y presidido por José Luis Abad, el ascenso a División de Honor pero la falta de patrocinadores solventes y ayudas económicas hacen que este en tres ocasiones renuncie a pertenecer e integrarse en la elite del voleibol nacional.

Club Voleibol El Ruedo Arahal de Arahal 1991-1992

Club Voleibol El Ruedo Arahal de Arahal 1991-1992
De pie: (De izq a dcha). Rafael López Antequera (entrenador); Manuel Suarez “Pichón”; Agustín Bravo; Diego Lobato; Antonio García Saucedo y Fernando Fernández Fuentes.
De rodillas: (De izq a dcha). Antonio Lobato Martín; Manuel Ramos; Manuel Montilla; Adrían García y Antonio Lobato Rojas “Melli”.
(Foto cedida por Rafael López Antequera)

La temporada 1991-1992  en la ciudad de Lérida consigue el ascenso  a la máxima categoría nacional del voleibol masculino el Club Voleibol El Ruedo Arahal, dirigidos por Rafael López Antequera donde permanece cuatro temporadas con distintos apellidos como patrocinadores en  la elite del voleibol nacional, jugando primero en el Colegio de Educación Infantil y Primaria El Ruedo y posteriormente en el Pabellón Polideportivo Municipal. Pero desgraciadamente, como en otras ocasiones del voleibol sevillano, no puede continuar por falta de presupuesto económico.

C.D. Compañía de María de Sevilla 2004-2005

C.D. Compañía de María de Sevilla 2004-2005
De pie: (De izq a dcha). Marga Cámara; Selma Brandeo; Rocío Ruiz; Carmen Lozano; Daniella Lanner; Isabel San Miguel y Kiko Terrero (entrenador).
Sentadas: (De izq a dcha). Valme López; María José Ruiz; Olga Solano; Beatriz Jimenez y Concha Borges.
(Foto cedida por Kiko Terrero)

La temporada 2004-2005, presidido por Paco Yoldi García y dirigidas por Kiko Terrero, asciende a Superliga 1 el equipo femenino del C.D. Compañía de María que, jugando y deleitándonos de su voleibol en el Pabellón Municipal “El Paraguas”, se ve abocado a renunciar e integrarse en el máximo nivel competitivo nacional. ¿Por qué? Pues una vez más por falta de ingresos, por falta de presupuesto para afrontar la nueva categoría.

Club Esquimo Cajasol Juvasa de Dos Hermanas 2009-2010

Club Esquimo Cajasol Juvasa de Dos Hermanas 2009-2010
De pie: (De izq a dcha). David Garrido; Daniel Morata; Ederson Santos; Carlos Leandro “Carlao”; Bruno Mesquita y Alan Santos.
Sentados: (De izq a dcha). Rubén Montero; Manuel L. Batet; Mario Segura; Javier Justiniano; José Ponce; José Miguel y Miguel A. Garamendi.
(Foto cedida por Ricardo Lobato)

Sevilla, vive durante años un lapsus importante de voleibol de alto nivel hasta que en Dos Hermanas vuelve a renacer el CAV Esquimo, que la temporada 2009-2010 obtiene el ascenso a Superliga 1 masculino, volviendo a sus fueros  competitivos, bajo la denominación de CAV Esquimo Cajasol Juvasa que bajo la dirección de José Manuel González Álvarez “Magú”, del presidente Antonio Marín Rendón y la dirección técnica de Ricardo Lobato Rivas. Juntos a otros, hacen que con su trabajo y a pesar de todo se continúe disfrutando del voleibol de alto nivel en el Pabellón Municipal de “Los Montecillos” de Dos Hermanas.

También, es justo mencionar y reconocer al Mairena Voley Club femenino “Fundación Cajasol Mairena Voley” de Mairena del Aljarafe dirigido por Gonzalo García, bajo la dirección técnica de Alejandro García y presidido por Manuel Alejandro Fernández Pérez, que con esfuerzos enormes y dedicación extrema de toda su Junta Directiva y técnicos, actualmente, se encuentran compitiendo en la Superliga femenina 2 del voleibol nacional, y deleitándonos con una calidad y entrega encomiable en el Pabellón Municipal Marina Alabau de Mairena del Aljarafe.

Mairena Voley Club Fundación Cajasol de Mairena del Aljarafe 2016-2017

Mairena Voley Club Fundación Cajasol de Mairena del Aljarafe 2016-2017
De pie: (De izq a dcha). Gonzalo García (entrenador); Inma Lavado; Fatima Luna; Inma Utrilla; Ana García; Marta Franco; Isa Acosta; Marta López y Alejandro Fernández (director técnico).
De rodillas: (De izq a dcha). Marta Ruano; Nerea Fuentes; Paula Gómez; Rocío Jiménez; Rocío Roldan; Elena Navarro y Aurora Tur.
(Foto cedida por Alejandro Fernández)

En definitiva, Sevilla, ha sido y es un referente del voleibol nacional en cuanto a clubes tanto femenino como masculino, y de Centros Educativos/Clubes como Colegio Calasancio Hispalense (Sevilla); IES Fernando de Herrera (Sevilla); Colegio Santo Tomás de Aquino (Sevilla); Colegio San José SS.CC (Sevilla); Colegio Compañía de María (Sevilla); Colegio Portaceli (Sevilla); C.V. Rochelambert (Sevilla); Club Palestra (Sevilla); Club Deportivo Adriano Voley (Sevilla); Club Colegio Aljarafe (Mairena del Aljarafe); NAV Dos Hermanas (Dos Hermanas); CAV Esquimo (Dos Hermanas); C.V. Cervantes (Alcalá de Guadaira); C.V. Fuentes (Fuentes de Andalucía); C.V. El Ruedo (Arahal); Club Voleibol Utrera (Utrera); Club Voleibol Los Palacios (Los Palacios y Villafranca); Mairena Voley Club (Mairena del Aljarafe) o Tomares Aljarafe XXI (Tomares), entre otros.

Prueba de ello, de su buen trabajo, de su permanente dedicación, y superando con creces aquella primera época de “talentos deportivos-voleibolísticos” sevillano son los jugadores y jugadoras,  y de estos clubes que han formado parte de equipos nacionales júnior y sénior en importantes competiciones internacionales, como Luis Justiniano (Dos Hermanas); Adolfo Chaso (Dos Hermanas); David Díaz (Sevilla); Julián García-Torres (Sevilla); Israel Rodríguez (Arahal); Gustavo Saucedo (Arahal); Antonio Manuel Saucedo (Arahal); Mario Ferrera (Los Palacios y Villafranca); Jesús Bruque (Utrera); Sergio Bruque (Utrera); Daniel Muñoz Barciela (Utrera); Fran Calzón (Utrera); Manuel Caro Conde (Fuentes de Andalucía); Carmen Lozano (Sevilla); Marisa Fernández (Fuentes de Andalucía); Nazaret Florián (Alcalá de Guadaira); Valme López (Sevilla) o Rocío Ruiz (Sevilla).

Del mismo modo, Sevilla, ha aportado durante varias décadas hombres y nombres al voleibol nacional e internacional como Fernando Ávila y David Díaz en el área médica; Paco Fraile, Pepe Nevado y José Antonio Rodríguez en el campo arbitral; y Pepe Díaz, Santiago Romero, Paco Hervás, José Manuel González “Magú”, José Antonio Lorente y Rafa Puerto en el área técnica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *